MARZO, mes del glaucoma.

Nervio-óptico-con-Glaucoma1-300x169SANTO DOMINGO. La miopía, astigmatismo y la hipermetropía lideran la distribución mundial de las principales causas de discapacidad visual con un 43%, seguida de las cataratas no operadas con 33% y el glaucoma con un 2%, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud.

Bajo esta premisa, el glaucoma, que es una enfermedad crónica sin cura, afecta a más de un millón de personas en Centroamérica y República Dominicana, con cifras que sobrepasan el 90% de enfermos que no se dan cuenta de la patología hasta que entra en una fase muy avanzada con efectos irreversibles.

Con el lema “Venzamos al glaucoma invisible” se celebra del 09 al 15 de marzo la Semana Mundial del Glaucoma. Esta iniciativa de la Asociación Mundial del Glaucoma y la Asociación Mundial de Pacientes con Glaucoma, es un esfuerzo por sensibilizar y educar a las personas sobre una enfermedad devastadora que puede llegar a causar ceguera y que representa más de 10 millones de visitas a médicos todos los años.

Esta enfermedad crónica, caracterizada por el aumento de la presión dentro del ojo que causa daño progresivo del nervio óptico, es silenciosa y en sus primeras etapas hasta el 50% de las personas afectadas en los países desarrollados nisiquiera son conscientes de que la padecen.

Según datos de la Asociación Mundial del Glaucoma y la Asociación Mundial de Pacientes con Glaucoma, esta patología afecta a hombres y mujeres por igual, pero es más común después de la cuarta década de vida y su aparición aumenta con los años y con la predisposición genética.

De acuerdo a los expertos, el glaucoma puede provocar ceguera si no recibe tratamiento, sin embargo, aproximadamente el 10% de las personas que lo reciben adecuadamente experimentan de todos modos, pérdida de la visión.

Una encuesta realizada por la organización Prevent Blindness America de los Estados Unidos reveló que uno de los principales miedos en las personas después del cáncer y las enfermedades cardiovasculares, es la ceguera, la cual demostró que el 20% de los participantes sabía que el glaucoma estaba relacionado con la presión elevada en el interior del ojo.

En la actualidad los exámenes regulares de los ojos son la mejor forma de prevención, sin embargo, se recomiendan los chequeos cada dos años en personas con factores de riesgo como diabetes o con antecedentes familiares de glaucoma para evitar la ceguera, ya que esto sólo se logra si la enfermedad se detecta en las primeras etapas.

Por ello, quienes reciben un diagnóstico oportuno pueden evitar la ceguera con la guía de su médico y con el complemento de medicamentos capaces de controlar la presión intraocular y evitar la excesiva acumulación de líquido en el ojo.

Deja un comentario