Glaucoma

Un Enemigo muy Silencioso

El glaucoma es una grave enfermedad considerada una de las principales causas de ceguera a nivel mundial y muy frecuente en Republica Dominicana. Esta enfermedad se produce por una lesión del nervio óptico provocada por un aumento de la presión intraocular. Esta situación produce un daño irreversible al nervio óptico causando un perdida progresiva de la visión y llevar a la ceguera.

d_glaucoma

¿A quién le da glaucoma?

Los factores de riesgo para el glaucoma incluyen la vejez, la raza negra, tener familiares con glaucoma, tener la presión de los ojos elevada, la diabetes, la hipertensión y la miopía.

¿Cómo puedo saber si yo tengo glaucoma?

Usted no sabrá que tiene glaucoma sino hasta cuando nota pérdida de la visión. El glaucoma no causa ningún otro síntoma fuera de la pérdida de la visión es importante que usted se haga un examen completo de los ojos con un oftalmólogo.. Su oftalmólogo le puede medir la presión de los ojos, le puede examinar el nervio óptico y evaluar la visión central y periférica. El diagnóstico y tratamiento temprano del glaucoma pueden prevenir el daño a las células nerviosas del ojo y también la pérdida de la visión.

glaucoma_eye

La Mejor Cura Para El Glaucoma

La mejor manera de combatirla el día de hoy es la prevención mediante un diagnostico precoz. En nuestro centro contamos con métodos diagnósticos como la campimetría computarizada, tomografía del nervio (OCT) y paquimetría para definir si el paciente tiene la enfermedad. Aconsejamos un control anual de la presión intraocular y valoración del nervio óptico.

Cuál es el tratamiento para el glaucoma?

El glaucoma puede ser tratado con gotas para los ojos, medicamentos, cirugía con láser, cirugía ocular o con una combinación de métodos. El propósito del tratamiento es disminuir la presión en el ojo de modo tal que no ocurra más daño en los nervios y que la pérdida de la visión sea prevenida.

Contamos con Yag laser para glaucoma de ángulo estrecho.

Algunos consejos para el paciente con Glaucoma

  • Realice controles oftalmológicos periódicos sobre todo a partir de los 40 años. Son imprescindibles. No olvide que la presión intraocular alta no produce síntomas y puede estar dañando el nervio óptico.
  • El glaucoma tiene un componente genético. Es recomendable que los familiares de pacientes con glaucoma (padres, hijos, nietos, etc.) pasen revisiones periódicas para detectarlo en fases iniciales.
  • La revisión oftalmológica sistemática es eficaz. Permite controlar la presión ocular y detectar pérdidas de visión periférica antes de que el paciente las note.
  • Cuanto antes se diagnostique el glaucoma mejor. Recuerde que el daño causado por el glaucoma no se recupera.
  • Cumpla estrictamente el tratamiento. El glaucoma es una enfermedad crónica que requiere que los tratamientos se apliquen de forma continuada.
  •  Viva tranquilo a pesar de todo, el glaucoma es una enfermedad conocida y los modernos tratamientos permiten un control adecuado.